Problemáticas más comunes en el liderazgo de los Sistemas de Gestión

 

Si bien el tema del liderazgo en los sistemas de gestión de las empresas es hoy en día uno de los más necesarios para garantizar un cambio cultural que empuje al sistema a arrojar resultados, las características de los líderes suelen ser confundidas con las de un Jefe o Líder de proceso y no necesariamente un líder debe ser un Jefe o viceversa, ya que lo que diferencia al uno del otro, marca un rumbo definitivo en el abordaje de su tarea como responsable de conducir a la organización a lograr un sistema robusto y eficiente.

El liderazgo requiere de una serie de principios bien definidos, los cuales aplicados permitirán a la alta dirección y al responsable del sistema conseguir r los resultados esperados, estos son definidos claramente por el Dr. Rick Warren en su libro "Liderazgo con propósito", los cuales relaciono a continuación y que sirven como una guía sencilla para aplicar en aquellas empresas en donde sus Gerentes y/o Representantes Legales estén pensando en implementar la norma ISO 45001:

 

  1. Nada sucede hasta que alguien proporcione liderazgo.

    Es necesario que el liderazgo encargado del sistema, asuma como suya la responsabilidad de dirigir al colectivo hacia un propósito claro y retador para la organización.

    El Dr. Warren lo define con esta frase "Donde no hay líderes la gente hace lo que mejor le parece. Y la consecuencia de esto es la inestabilidad".

  2. Liderazgo es influencia.

    El liderazgo necesariamente debe ser influyente, sin embargo muchos líderes pueden influir positiva o negativamente en el logro de los objetivos de la organización frente a la implementación del sistema.

    El buen líder es aquel que tiene la responsabilidad de influir sobre otros con el propósito de lograr un resultado positivo para la empresa.

    En este sentido la alta dirección debe ser influyente sobre la totalidad del personal de la Organización mediante su ejemplo y empoderamiento de sus responsabilidades frente a la implementación y mantenimiento del sistema.

  3. La prueba del liderazgo es ésta: ¿Alguien te está siguiendo?

    Es revelador ver como los líderes de procesos de implementación de sistemas de gestión de SST, reciben poca o ninguna retroalimentación o colaboración por parte del personal de los diferentes procesos de las organizaciones.

    Citando a John Maxwell, este hace la siguiente referencia acerca del liderazgo: "El que cree estar guiando, pero nadie lo sigue, solo está dando un paseo" y como asegura el Dr. Warren, el liderazgo no es cuestión de títulos o de puestos, es cuestión de influencia.

  4. El fundamento del liderazgo es el carácter, no el carisma.

    Ser una persona carismática no es garantía de que alguien crea totalmente en lo que el líder defina de cara a la implementación del sistema, es el carácter el que tiene que convencer a los demás de la credibilidad en el direccionamiento por parte del líder del proceso.

    En este sentido el líder no puede predicar lo que con su testimonio no aplica, en resumidas cuentas si no vive lo que está implementando, carece de carácter lo cual hará que el sistema nazca estando muerto desde el inicio.

  5. Se puede aprender a ser líder.

    Siempre se pueden tomar ejemplos dentro de la organización de liderazgos que influyen de forma positiva sobre los resultados de las gestiones puestas en sus manos, de ellos podemos aprender cómo ellos resolvieron sus inconvenientes y cómo influyeron de manera positiva sobre el equipo de trabajo para lograr los objetivos.

    Solicitar la ayuda y direccionamiento por parte de personal experto en la implementación de sistemas de gestión en SST, puede generar aprendizaje en el liderazgo del tema, así como herramientas de liderazgo que puedan generar cambios de cultura organizacional frente a la gestión de los riesgos ocupacionales.