Partes interesadas: ¿por qué es importante atender a sus requisitos?

 

Una empresa debe atender a sus clientes, si no lo hace su continuidad está en riesgo. Eso está claro.

Ahora, cuando hablamos de atender a todas las partes interesadas, uno podría preguntarse si vale la pena, ya que al final del día ello implicará más esfuerzo y recursos.

Uno podría responder a esta pregunta con otra; ¿es posible hoy para una empresa u organización tener éxito sólo atendiendo a sus clientes?

Si planteamos los dos extremos parece bastante claro que la respuesta, que será diferente para cada organización, se encuentra probablemente en algún punto medio.

Algunos criterios pueden ayudarnos a clarificar; 

  • La importancia que tengan cada una de las partes interesadas en la misión y visión de la organización. Si una parte interesada es parte integral de nuestra esencia o nuestro futuro, difícilmente pueda ser desatendida.
  • El grado de interés que una determinada parte interesada posea con respecto a la organización y sus actividades.
  • El poder que una parte interesada tenga sobre la organización, de manera que cumplir o no con sus expectativas y requisitos pueda generar acciones de su parte, que afecten con severidad a la organización.

La importancia que cada organización dé a estos criterios (entre otros), determinará a quien prioriza delineando también un perfil particular; quienes atiendan a aquellos a quienes se deben no serán similares a aquellos que sólo atienden a quienes puedan afectarlos, por ejemplo. 

Aquellos que elijan atender a todos quienes demuestran interés deberán mostrar mayor capacidad de gestión que quienes sólo han decidido atender clientes funcionarios y proveedores, pero tendrán menores riesgos de sufrir externalidades.

Sea cual sea su situación, realizar un análisis profundo de estas cuestiones, es fundamental.