Sobre la relevancia del análisis de contexto y claves para su realización

 

El análisis de contexto es una actividad importante para cualquier organización, siendo sus máximos responsables quienes habitualmente encaran esta labor. Una empresa que no comprenda adecuadamente su contexto difícilmente pueda desempeñarse exitosamente, ya que no tendrá conciencia de sus riesgos y oportunidades y en qué medida sus recursos y procesos pueden ser adecuados a las condiciones que se presenten en una determinada situación o coyuntura.

Esto implica que el contexto tiene un componente dinámico importante más allá de sus variables constitutivas, por lo que su análisis debe ser periódico.

Hay ciertas claves que la ISO 9001:2015 prevé para sistematizar su análisis; primero, considerar que el contexto no sólo es un conjunto de variables o condiciones externas, sino reconocer que existe un contexto que es interno a la organización y que hace a su cultura, sus valores y su desempeño.

Con respecto al contexto externo la clave se encuentra en la identificación de los aspectos que son relevantes para la organización, y que variarán en cada caso, ya que la lista incluye todos los posibles elementos de entrada.

¿Cuáles son los elementos clave en su organización? 

¿La competencia? ¿El entorno nacional e internacional? ¿El marco normativo o sus cambios? ¿Factores tecnológicos? ¿Elementos culturales, sociales o políticos?

Tal vez todos ellos sean relevantes, o algunos más que otros. Entender estos elementos y sistematizarlos para que sean parte de una adecuada planificación es la clave.